Actividades de invierno en naturaleza

Actividades de invierno en naturaleza

El frío no es excusa, al contrario, es una oportunidad de probar cosas nuevas, de desafiar al cuerpo y la mente, de disfrutar de los contrastes frío/calor. Acá van algunas ideas de actividades en naturaleza que sólo se pueden hacer en invierno…

¡Si no las haces ahora seguro en verano te arrepentirás!

IMG_20190525_173800_resized_20190606_122313737.jpg

Cocinar en una fogata:

quedar con olor a humo tiene su encanto. Un picoteo de verduras, unos plátanos asados, todo tiene mejor sabor cocinado al aire libre.

Caminata con linternas: si son frontales (de esas que se ponen en la cabeza) es más fácil. Invitar a los niños al jardín o a una plaza no tan iluminada para que perciban cómo cambian las sensaciones en la noche. Si está despejado, todos a ver estrellas o la luna llena.

Comer afuera con frío: bien abrigados, buscando un rayo de sol, o tomarse un chocolate caliente en la neblina húmeda… los contrastes son una terapia sensorial.

Juegos afuera: esos que no dan ganas de jugar cuando hacen 35 grados. Un día nublado y frío es el momento preciso para entrar en calor jugando al “alto”, “quemadas” o saltar la cuerda.

IMG_20190607_105829.jpg

Un mini huerto

Las habas son ideales para los niños, si se remojan por 24 horas antes de sembrarlas germinan más rápido, y después aprenden a comerlas.

Trabajar en el jardín: o en el balcón, o en el macetero. Se puede armar un huerto en cualquier época del año, en cualquier espacio. A los niños les encanta ponerse botas, guantes y que les den una tarea útil.

Salir a caminar sin sombra: un parque nuevo, un cerro medio seco, la vuelta a la manzana… es la oportunidad de visitar lugares que evitamos cuando hay mucho sol. Lo mejor es tener una lista de ideas a mano para elegir. Incluso los lugares de siempre son interesantes con los cambios de temporada.

Hielo en pijama: cuando cae una helada fuerte hay que abrigar a los niños temprano y salir a explorar. Dónde se forma hielo, dónde no, dónde se derrite más rápido… No es necesario decir nada, ellos solos se lo preguntan. 

IMG_8401 copia.jpg

Si llueve nos mojamos:

Si no, ¿cuándo? Y si hay nieve subimos a buscarla donde esté.


Ordenar colecciones: de piedras, de bichos, de huesos, de libros sobre naturaleza… los días muy fríos invitan a guardarse en la cueva y son un buen momento para cuidar los objetos que se van guardando. Armar un insectario profesional, organizar y catalogar piedras o conchitas entretiene mucho a algunos niños. 


Aprender más: es la época de los libros difíciles, que se leen con calma y de los grandes documentales. ¿Maratón de naturaleza en vacaciones de invierno? Nuestro Planeta, de Netflix, vale la pena verlo en familia y en pantalla grande. Y visita a la librería o biblioteca. Circuito de museos, colecciones,  muestras itinerantes… cada vez hay más lugares que intentan acercar la naturaleza a las personas. Están bajo techo y tienen calefacción, ideal para los que no gustan del frío

a6949987-74cf-4f02-831c-4076562db6e1 copia.jpg

*Todas las fotos son de @elciervovolantechile menos esta última, que es de @marttingh en Piedra Cruzada, Cajón del Maipo, RM. La foto de portada es en Lonquimay, Región de la Araucanía, Chile.

Cómo elegir zapatos de trekking para niños

Cómo elegir zapatos de trekking para niños

Farellones sin nieve

Farellones sin nieve