Otoño en una caja

Otoño en una caja

Actividades de naturaleza para niños

Ideal para niños desde 2 años (cuando ya no se comen todo lo que ven) y para toda la familia.

Acá la estética y las texturas son clave. Para empezar sólo hay que elegir un lindo canasto o caja fácil de transportar y pensar en lugares con distintos tipos de árboles donde poder recolectar los regalos que da el otoño.

En uno o dos paseos se invita a los niños a hacer una recolección de tesoros de otoño por la vereda, una plaza o el jardín del vecino. Hojas de colores (más gruesas duran más), bellotas, semillas, castañas, cortezas de árbol, ramas delgadas, todo se agrega al canasto.

IMG_20190425_112637_resized_20190425_112652777.jpg

Algo encontrado, algo comprado…

Piñones, nueces o huevitos de codorniz duros se pueden ir agregando para renovar.

En la casa organizan todos juntos sus tesoros. Intentar una repetición de materiales facilita el juego posterior (las bellotas suelen ser familia, con las ramas se forman corrales o casas…). El toque final lo da siempre una rama más gruesa encontrada por ahí cortada en rodajas y bien lijada, para que sea amable tocarla.

Una manta en el suelo, el canasto y tal vez algunos invitados extra como animales o personajes regalones son suficientes para horas de entretención.

 En invierno se juega afuera

En invierno se juega afuera

La hora verde feliz

La hora verde feliz